miércoles, 4 de julio de 2007

Breve justificación de la propuesta.

En la nueva realidad escolar han cambiado muchas cosas: la motivación del alumnado hacia el trabajo, el clima de aula, la disciplina, mucha más heterogeneidad del alumnado, nuevos alumnos con necesidades educativas especiales… Las actuales generaciones de jóvenes estudiantes son herederas de la cultura audiovisual, están familiarizados más con la imagen que con el texto. Es necesario afrontar este reto y esta propuesta de trabajo va encaminada a explorar soluciones.
Creo firme y profundamente que hay que acompañar a los alumnos y alumnas de nuestros centros educativos en los procesos de construcción de su pensamiento. Los mapas conceptuales (MMCC) son una herramienta didáctica privilegiada para aprender a pensar y a elaborar aprendizajes, que les sirve para aclarar pensamientos, reforzar su comprensión, integrar nuevos conocimientos, fomentar su creatividad, el sentido estético y a identificar conceptos equivocados (cuando salen relaciones “extrañas”).
El uso de esta herramienta pedagógica supone dar al alumnado una oportunidad de construir su aprendizaje de forma significativa[1] (que tenga la ocasión de ser un aprendizaje a largo plazo) frente al estilo más convencional de aprendizaje por repetición, en el que los estudiantes memorizan información sin relacionarla con su conocimiento anterior o sus actuales experiencias.

La posibilidad de utilizar los ordenadores añade un elemento motivador clarísimo como hemos podido comprobar todos los docentes que en estos últimos años hemos acudido con los alumnos a las aulas de informática.

[1] CÓMO HACER EL APRENDIZAJE SIGNIFICATIVO EN EL AULA. Antoni Ballester Vallori. Seminario de aprendizaje significativo. Depósito Legal: PM 1838-2002
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips