sábado, 2 de junio de 2012

Ganador en Premio Espiral de Edublogs. Mi reflexión de agradecimiento.


He ganado uno de los tres premios (Peonzas) del Concurso Espiral de Edublogs, en la categoría de Blogs de Profesores y Profesoras. Cuando escribo esto (11 de mayo, aunque programo su publicación en el blog para el 2 de Junio, día de la entrega de premios), no sé en que puesto he quedado. Esto será lo que les diré (más o menos) a los que allí estén presentes:
Muchas gracias a los miembros del Jurado por su infatigable trabajo -éramos muchos los pretendientes- y a toda la gente que promueve lo que se mueve en educación, en este caso concreto a la Asociación Espiral y a la Fundación Telefónica.
Es una suerte que te den un premio sencillamente por mostrar lo que haces, lo que te pasa, lo que sientes, lo que te mueve, lo que te indigna, porque ese es el principal fin de este blog. Un blog que nació allá por el verano del 2007 para presentarme a un concurso de Innovación Educativa, haciendo un pequeño proyecto sobre Mapas Conceptuales y que ha ido evolucionando como yo mismo he ido evolucionando.
 La verdad es que me apasiona la docencia, me encanta estar con los chavales/as, acompañarles en su camino como personas, estar en ese recorrido para ayudarles a ser las personas que en el futuro, nuestro futuro, ellos quieran llegar a ser. Muchas veces soy un mero documentador de lo que va pasando en mi colegio, de las actividades que hago con los chavales; los alumnos ya se han acostumbrado a que les fotografíe, a que escanee sus trabajos, a que cuente lo que hacen, a que twitee algunas de sus frases o trabajos. Este blog recoge tareas que les encomiendo, recomendaciones para trabajos escritos, de construcción de proyectos, tareas para el área de matemáticas, cosas que pasan por mi cole, cosas que me indignan, ratitos de oración (trabajo en un colegio religioso) este año con los pequeños de 1º de ESO, a los que he tutelado este curso, trabajos y tareas de la asignatura de informática...
Últimamente he publicado muchos "homenajes a los alumnos". Pienso que una cosa de la que muchas veces pecamos los profesores es de hablar mal de nuestros alumnos (lo perezosos que son, la lata que dan, su mala educación...). Creo que hay que hablar bien de ellos, y cuando lo hacen bien, felicitarles y mostrar su trabajo. Contra el cariño, el trato respetuoso y animarles en su día a día no hay quien pueda, es algo que les hace crecer.
La actitud 2.0, es fundamental. Pienso que es necesario compartir las tareas que se te ocurren, en las redes sociales hay una comunidad muy activa de docentes diciendo que la enseñanza puede ser y hacerse de otra manera. Twitter es una fuente inagotable de compañeros "piando" cosas interesantes, pensando en voz alta, animando y ayudando a otros en el recorrido docente, una cascada de recursos que a veces te "infoxican" (muchas veces no somos capaces de dar abasto para asimilar todo lo que nos interesa, y nos atoramos guardando enlaces, slides, pdf's que algún día leeremos -quizás- y reflexionaremos despacio -también quizás-).
Y en la actitud 2.0 es fundamental la curiosidad. Gracias a ella mis alumnos (que me sufren) y yo hemos ido haciendo nuestros primeros pinitos con los Portfolios, con los Entornos Personales de Aprendizaje, con los Mapas Mentales...
Otra actitud necesaria creo que es la honestidad con lo que haces, y el atrevimiento en las propuestas. Dejar de ser rehenes de nuestras programaciones didácticas, que deben ser documentos vivos, crecientes en el tiempo. A veces les propongo a mis alumnos/as de Informática trabajos con herramientas nuevas -maldito Internet, no paran de salir cosas nuevas, y yo siempre tan curioso, ¡qué combinación!-, propongo herramientas que tengo poco probadas o casi desconocidas, y les digo: "pues aprendemos juntos". Y luego piensas: "¡Jo, en qué lío me he metido!". Porque ellos aprenden antes que tú, tienen mucha más intuición. A veces incluso les digo: "Pues pregúntale a Carlos -nombre ficticio, como dicen en los periódicos con las noticias delicadas-, que ha intentado eso que a tí no te sale y lo ha averiguado". Y Carlos, tan contento de suplantar al profe durante un rato. Y ya de paso lo aprendo yo. Y el profe tan tranquilo, porque Carlos (o Jorge, o Patricia, o... cualquiera de ell@s) le ha salvado la situación una vez más. Los alumnos muchas veces te devuelven más de lo que les das o de lo que les pides.
Nuestro rol docente ha cambiado, ya no lo sabemos todo, ni falta que hace. Un poco de "yo tampoco sé" ayuda mucho a la creatividad y hace de la relación profesor-alumno un lugar de encuentro. Simplemente guiamos el camino.Y las herramientas informáticas son un medio para la tarea, no un fin en si mismas.
Una de las cosas más gratificantes ha sido ver el cariño con el que familiares, amigos, compañeros, padres y alumnos dejaban comentarios en la página que mostraba mi blog en la web de Espiral. Le hace a uno sentirse muy bien: querido, considerado, admirado. Es un sentimiento muy agradable.
Este premio me reafirma en mi vocación, no lo esperaba, la verdad. El año pasado fui finalista, y este año también. Y con eso estaba tan contento. Ya me conformaba con eso, porque, humildemente, no sé si mi trabajo vale tanto. Porque es un premio de tanto prestigio que nunca pensé en ganarlo. No me considero un experto en nada, sino más bien un aprendiz y un curioso en todo, creo que siempre podemos estar aprendiendo. Seguiré trabajando para "Estar en ello..." (si no me echan de casa por robar quizás muchas horas a la vida familiar).
Gracias de nuevo."
------------------------
Hoy 2 de junio, he ido a la entrega de Premios, con temor y con temblor. Estaba muy tranquilo, hasta que he dejado de estarlo, cuando me han dicho que me daban el "premio gordo", el de la categoría más reñida, en el que se presentaban muchos blogs, la Peonza Dorada de la Categoría de Profesores y profesoras. Un buen rato de nervios, porque ha sido el último que han entregado.
Y ha sido una mañana de muchas emociones ¿quién dijo que las TIC no tienen emoción (@sandopen)?. Desde los niños de 6 de Primaria que daban saltos de alegría en el escenario cuando cuando se han sabido ganadores, la alumna de 2º de bachillerato que ha dado las gracias cantando (¡qué valiente), las madres de un AMPA (¿AMA? -solamente había madres, ¿dónde estamos los padres en los colegios?-) que han hecho llorar al profe de infantil que vive el día a día de sus niños de 5 años, gente que le temblaban las manos, la voz, gente que reivindicaba que la escuela pública tiene sentido sin recortes y siendo de calidad, mucha gente discreta en su trabajo, y que lo hace sin heroismos, con mucha pasión. Gente buena, divertida, innovadora, social y sociable. Una pasada. Ver desde el escenario la mirada de mis hijas y mi mujer cuando han comprendido que me daban el premio dorado, no tiene precio. Ni el abrazo de después. Y las felicitaciones, y saber que quien te ha valorado son tus compañeros, otros profesores que todos los días se dejan la piel y las pestañas por hacer de este mundo un sitio mejor, que tienen claro que la escuela (la pública y la mía, la concertada) está llena de futuro.


Por último, decir que me ha encantado la charla de Rafael Robles, en la que nos animaba a fomentar en nuestro alumnado en el esfuerzo, en el sentido crítico, en la valentía, en la rebelión, en la sonrisa, en la libertad de expresión (democracia real) y sobre todo, en la bondad personal. Y a derribar la competitividad, la excelencia elitista mal entendida, la memorización sin sentido de estas pequeñas máquinas de archivar. Educar para la justicia y la gratuidad, sacar nuestro lado afectivo sin confundir cercanía con colegueo, educar desde el respeto y el reconocimiento del otro yo que está creciendo. ¿Qué tal si perdemos el miedo a "perder el tiempo" y no acabamos siempre los temarios? Sus menciones al #15M me han hecho sentirle muy cercano. Seguramente en más de una ocasión hemos estado en la misma plaza. Ha hablado de sus experiencias como docente en otros lugares, con otras culturas (China, Irán, República Checa, Haití...). Qué regalo de persona. Cuando ibamos hacia el restaurante ha sido una delicia conversar con él y ver la conexión que enseguida hemos tenido. Un lujazo.
El lunes volverá a ser otro día normal, y volveremos a nuestro quehacer con los pies en la tierra, pero con muy buen sabor de boca.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips