domingo, 21 de julio de 2013

Técnicas y estrategias de aprendizaje cooperativo.


Lo prometido es deuda.

Estos días he estado elaborando otro mapa mental sobre diferentes estrategias a seguir para trabajar con los alumnos de manera cooperativa. Estuve buscando información y la red es un filón. Tomé notas de la Fundacíon José Ramón Otero, de unos ficheros que me pasó un compañero con ideas de los hermanos Johnson (los que iniciaron la investigación sobre este tipo de aprendizaje), de un curso que nos dieron este año en mi centro, y de diversas web.

Soy consciente de que aún está un poco incompleto, pero me parece que como muestra de lo que se puede trabajar en el aula es más que suficiente. Hay muchas técnicas posibles para trabajar con los alumnos de manera cooperativa. Es una metodología que me gusta y que queremos implantar decididamente en mi colegio como apuesta de centro, como colegio que innova y que está en el mundo. Ya hemos estado haciendo nuestros pinitos en los cursos anteriores, pero ahora apostaremos por ello con firmeza. Poco a poco, sin prisa, sin pausa.
Hay unas cuantas cosas que tenemos claras:
  • Que aprendizaje cooperativo no es lo mismo que trabajar en grupo. No se trata simplemente de sentar a los chicos juntos y ponerlos a trabajar. Hay mucha pedagogía y mucho trabajo docente detrás: planificación, secuencias didácticas, temporalización, multitud de estrategias, implicación del profesor, generar documentos de trabajo. 
  • No se trata de hacer una misma cosa todos, si no de poner trabajo y organización para aprender entre todos, en servicio a la "comunidad", recogiendo sinergias (los demás tienen algo que aportarme y puedo aprender con ellos), cooperando (se aprende mejor colaborando que compitiendo), promoviendo el éxito de todos (¿hay mejor atención a la diversidad que pensar que el éxito comunitario es el objetivo, y que el fracaso de un compañero es el fracaso de todos? - a esto se le llama en pedagogía Interdependencia Positiva -, ¿hay mejor manera de dar oportunidades a los que habitualmente se quedan atrás porque sus capacidades son diferentes o su motivación hace tiempo que languideció?)...
  • Que el aprendizaje cooperativo fomenta el aprender de manera más reflexiva, puesto que invita a buscar los "porqués", los "cómos", los procesos, las causas y fines, y todo eso, en colaboración con otros. Basándose más en habilidades que en memorización de contenidos. 
  • Que el AC fomenta la comunicación entre los alumnos, las destrezas sociales, el sentimiento de comunidad, la conversación, el saber escuchar, el aprender a negociar... A mí me parece muy potente. Está claro que el conocimiento mejora cuando se comparte.
No os aburro más. Este mapa mental no pretende, ni mucho menos, ser exhaustivo, sino solamente mostrar un ramillete de herramientas (la primera imagen que está al inicio de este artículo así me lo parece) que se pueden utilizar en nuestras aulas.
Ya sabéis, si las imágenes no se ven bien, clicad sobre ellas y se leerán estupendamente. Espero que os resulte útil.









Publicar un comentario en la entrada
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips